Aprendemos Mucho, Poco a Poco

Aprendemos Mucho, Poco a Poco

Hoy, como todos los días de la semana, Pamela * se sienta en su escritorio y espera a que su maestra comience la siguiente lección. Es una tarde cálida y acaba de almorzar. Ella se siente feliz de estar en la escuela, como siempre. Su maestra, Johana, le pregunta el...