La Necesidad

La vida es una lucha diaria para muchos niños y familias en los países de NPH

La pobreza es el problema

Se han logrado avances en la reducción de la pobreza en la última década, pero nuestro trabajo no ha terminado. En América Latina y el Caribe, millones de niños y jóvenes desfavorecidos necesitan servicios básicos. Los hechos y las cifras pueden ser abrumadores, pero con la ayuda de nuestra comunidad internacional de donantes, voluntarios y personal, NPH está haciendo una diferencia positiva y está rompiendo el ciclo de la pobreza.

Pobreza infantil en América Latina y el Caribe

Los niños y los jóvenes tienen necesidades diferentes a las de la población adulta y dependen totalmente de los adultos que los cuidan. Numerosos estudios han demostrado que la pobreza y las privaciones, incluso por períodos cortos, pueden tener consecuencias irreversibles a largo plazo en el desarrollo cognitivo, nutricional, físico, emocional y social de los niños.

Mejorar la vida de los niños en América Latina y el Caribe ha sido la misión de NPH desde 1954 cuando el padre William Wasson fundó la primera casa de NPH en México. La democratización de América Latina y el cambio en los acontecimientos mundiales ha desviado la atención pública de esta parte del mundo, pero América Latina sigue siendo una de las regiones con los niveles más altos de desigualdad y violencia en el mundo y está acosada por muchos otros problemas. En consecuencia, el compromiso de NPH, y de usted, con esta región es tan importante como siempre.

Las estadísticas cuentan la historia de cómo la pobreza afecta a los niños en América Latina y el Caribe

La vida es una lucha diaria para muchos niños y familias en los países de NPH. Para sobrevivir, deben superar los peligros y las dificultades que traen una enorme cantidad de estrés a su vida diaria. Como resultado, algunos recurren al consumo de drogas y alcohol, las pandillas, el crimen o la violencia como medio de supervivencia. Lamentablemente, esos caminos son a menudo los más destructivos y destruyen oportunidades y vidas en el proceso.

Descubra cómo las soluciones de NPH International están rompiendo el ciclo de la pobreza.

Las familias en crisis ponen a los niños en riesgo

Cuando el estrés de la pobreza, las drogas, la violencia, la enfermedad o la muerte recaen sobre una familia, su bienestar y su futuro están en peligro. Como resultado, estos niños pierden su infancia y se ven arrastrados más profundamente al ciclo de la pobreza. Sin ayuda, sus posibilidades de escapar son muy poco probables.

Padre William B. Wasson, fundador de NPH | Pobreza infantil en América Latina

El Salvador, Guatemala y Honduras tienen las tasas más altas de feminicidio (asesinato de mujeres) en el mundo debido a la violencia de las pandillas.

En 2014, más de 68.000 niños no acompañados huyeron de El Salvador, Guatemala, Honduras y México para evitar los delitos violentos, la pobreza y las pandillas.

Pobreza infantil en América Latina: Niños desplazados
Pobreza infantil en América Latina - Honduras

Entre 850.000 y 1 millón de niños trabajan en Bolivia, que es el primer país en legalizar el trabajo infantil, lo que hace que la edad de trabajar sea de tan solo 10 años.

En México, más de 30.000 niños participan en pandillas, que ofrecen falsas impresiones de familia, ingresos y protección a quienes no la tienen.

Pobreza infantil en América Latina -Dos niños empobrecidos en México
Pobreza infantil en América Latina: un grupo de niños empobrecidos

Aproximadamente 22,2 millones de niños y adolescentes en América Latina no están escolarizados o corren el riesgo de abandonar la escuela cada año.

Una de cada cuatro personas en República Dominicana no tiene acceso a agua potable. Millones no tienen electricidad en Bolivia, Haití y Perú.

Pobreza infantil en América Latina - Niños empobrecidos en República Dominicana
La pobreza infantil en América Latina - Niña comiendo un plato de comida

Casi 11 millones de niños mueren en los países en desarrollo cada año. La desnutrición y las enfermedades relacionadas con el hambre causan el 60% de estas muertes.

Pueda ayudarnos