Nuestro Impacto

La Filosofía del Niño Integral de NPH Marca la Diferencia

Proteccion

Los hogares de NPH son instalaciones de cuidado residencial que ofrecen un entorno familiar estable y permanente, dando a los niños y jóvenes la oportunidad de concentrarse en la educación y el crecimiento personal. Se les enseña los valores del trabajo, el compartir y la responsabilidad en un ambiente cristiano.

Prevención

Operamos programas de fortalecimiento familiar y comunitario, que incluyen guarderías y comedores, y hacemos todo lo posible para reunir a las familias biológicas a través de nuestros programas de reintegración familiar.

Preparación

Ayudamos a preparar a los adolescentes y adultos jóvenes de la familia de NPH para que cumplan con su futuro a través de capacitación vocacional, educación universitaria, capacitación y apoyo profesional, apoyo para la vida independiente y capacitación en liderazgo.

Educación

Brindamos educación formal desde el prekínder Montessori hasta la escuela secundaria, además del desarrollo de la primera infancia. En los hogares de NPH y las comunidades locales, los niños reciben educación primaria y secundaria de calidad.

Cuidado de la salud

Atendemos las necesidades médicas de nuestros niños y comunidades a través de una red de clínicas de atención primaria y ofreciendo atención hospitalaria integral. Nuestro hospital pediátrico de servicio completo en Haití atiende a mujeres y niños.

Necesidades especiales

En 2020, el 13% de nuestra población residencial son personas con necesidades especiales. Brindamos una variedad de tratamientos y servicios de terapia, que incluyen ocupacional, fisioterapia, arte y habla para niños, jóvenes y adultos con desafíos cognitivos, físicos y de otro tipo.

DESARROLLO ESPIRITUAL

Nuestro enfoque de cuidado tiene sus raíces en la doctrina social católica. La formación y el desarrollo espiritual es parte de la vida diaria. Ofrecemos apoyo y asesoramiento social y emocional para niños y jóvenes en hogares de NPH, así como para niños y familias en las comunidades a las que servimos.

Juntos, estamos marcando una diferencia en las vidas de miles de niños y comunidades.

 

– Father Wasson

Los niños prosperan y crecen con NPH

Inspirado por el legado de nuestro fundador, el P. William Wasson, NPH busca ayudar a los niños a dar lo mejor de sí mismos, animarlos a soñar grandes sueños y apoyarlos mientras se esfuerzan por transformar sus vidas para mejor. Trabajamos con los niños en nuestros hogares y comunidades locales para que aprendan a ejercer su propia agencia, a aceptar quiénes son, a proteger y fortalecer tanto su voz como su persona. Trabajamos para romper el ciclo de pobreza y vulnerabilidad dotando a los niños de una fuerza sostenible.

En toda la región, los niños sufren a diario:

  • Viven en condiciones peligrosas e insalubres, a veces en la calle.
  • Carecen de acceso a la atención básica de la salud y la nutrición.
  • Crecen analfabetos sin poder asistir a la escuela
  • Sufren abuso en el hogar y violencia en la comunidad.

Con tu ayuda les damos:

Padre William B. Wasson, fundador de NPH

Un hogar permanente y una familia amorosa con la que pueden contar.

Alimentos nutritivos y agua limpia

Padre William B. Wasson, fundador de NPH

Servicios médicos integrales y bienestar

Valores católicos y un sentido de la cultura fuerte y empoderador

Padre William B. Wasson, fundador de NPH

Educación de calidad y apoyo para convertirse en miembros solidarios y productivos de la sociedad.

Nuestro Impacto en Cifras

niños y jóvenes educados todos los días desde prekínder hasta la universidad con el apoyo de NPH

niños reunidos con sus familias biológicas

los niños y los jóvenes llaman a NPH "hogar" y prosperan en un entorno familiar seguro y de apoyo

los niños de hogares de bajos ingresos y vecindarios vulnerables reciben apoyo financiero de NPH para asistir a la escuela

%

de los graduados universitarios de NPH son mujeres

consultas con médicos y enfermeras en toda la región

cirugías para pacientes adultos y pediátricos de bajos ingresos

vacunas contra enfermedades infantiles comunes y potencialmente incapacitantes.