República Dominicana

Lo que el amor puede lograr

Diseñada a propósito para parecerse a una pequeña ciudad, Casa Santa Ana está situada en el medio de dos extremos; asentamientos pobres de agricultores de caña de azúcar (bateyes) y ligas profesionales de béisbol de Estados Unidos. El telón de fondo de los bateyes ha permitido a nuestra familia servir verdaderamente a la población más vulnerable, los trabajadores haitianos indocumentados y sus familias que son contrabandeados a través de la frontera. A partir de enero de 2003, el hogar comenzó con siete niños en una casa alquilada en el pueblo de San Pedro de Macoris. Hoy en día, hay más de 200 niños que viven en 12 hogares de estilo familiar en nuestra propia propiedad.

A través de un benefactor, se compró una gran parcela de tierra y se inició la construcción de la aldea de NPH de Casa Santa Ana. En septiembre de 2005, la familia se mudó a su nuevo hogar.

Gracias a la ayuda y el apoyo de los dedicados trabajadores de la construcción, los voluntarios y el personal de todos nuestros países de recaudación de fondos, y a las donaciones tanto nacionales como internacionales, la construcción ha continuado a lo largo de los años. Las instalaciones constan de dos edificios escolares, una casa de visitantes y voluntarios, un auditorio de usos múltiples, un edificio administrativo, una capilla, una cocina central, una clínica, dos casas de visitantes más pequeñas y cuatro casas para el personal. La propiedad también incluye varias áreas agrícolas, tierras de cultivo, invernadero, áreas de juego, jardines, cancha de baloncesto y nuestras propias canchas de béisbol y fútbol.

También en nuestra propiedad se encuentra Casa San Marcos-Marco Simoncelli, que es nuestro hogar para necesidades especiales. Fue diseñado para satisfacer las necesidades de todos nuestros niños, especialmente aquellos en sillas de ruedas. Cuenta con múltiples salas de terapia, incluida una piscina de terapia. La casa es lo suficientemente grande para albergar hasta 20 niños y sus cuidadores, lo que nos da la oportunidad de ayudar a más niños con necesidades especiales.

Casa Santa María, también conocida como la “Casa Haití”, es un programa de servicio comunitario en nuestra casa en la República Dominicana para niños de Haití con cáncer. Estos niños son referidos al programa desde el Hospital Pediátrico St. Damien de NPH Haití. Los niños y sus padres o tutores pueden permanecer en la casa de NPH en la República Dominicana mientras reciben radioterapia en la capital, Santo Domingo.

Con el uso de nuestro invernadero y otras tierras agrícolas, podemos producir vegetales orgánicos para alimentar a nuestros niños. Muchos jóvenes participan en la siembra y el cultivo de los cultivos y están emocionados de ver cómo su arduo trabajo produce varias verduras y plantas. Además, nuestra nueva casa residencial funciona casi en su totalidad con paneles solares; esto es posible gracias a una donación de CESPM.

NPH República Dominicana está dirigida por Kieran Rigney y su esposa, junto con más de 90 empleados dedicados.

“Les damos la oportunidad de triunfar y la garantía de una familia. Los niños deben tener una infancia segura y amorosa. Mi esperanza es que aprovechen estas oportunidades para llevarlos tan lejos como puedan en la vida”.

– Kieran Rigney, Director Nacional, Ex Voluntario

Valores

NPH Prevention Icon

PREVENCIÓN

Nos anticipamos para minimizar el riesgo de enfermedades físicas, mentales o de situaciones de carácter emocional. Tomamos medidas de prevención, establecemos protocolos, trabajamos con programas de formación, revisiones periódicas clínicas, consultas y frecuentes evaluaciones para garantizar el bienestar de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y colaboradores del hogar. El objetivo es mantener la estabilidad física, emocional y social de toda la familia.

En la Casa Santa Ana contamos con un amplio programa educativo que va desde inicial hasta secundaria, además contamos con talleres de formación técnica y el programa de universitarios. Creamos alianzas con empresas que nos apoyan brindando su espacio organizacional para la formación de nuestros jóvenes a través de pasantías e inclusión laboral.

NPH Preparation Icon

PREPARACIÓN

NPH Special Needs Icon

NECESIDADES ESPECIALES

Proporcionamos un hogar exclusivamente diseñado para niños con limitaciones físicas y mentales. Nuestros niños requieren apoyo en todas las actividades de la vida diaria. En Casa San Marcos les brindamos amor, cuidado clínico personalizado, nutrición, protección y atención dentro de un entorno inclusivo en el cual se les permite desarrollar sus capacidades al máximo de acuerdo a sus posibilidades.

NPH República Dominicana Línea de Tiempo

En 2003 llegaron los primeros niños y vivieron en una casa alquilada en San Pedro.

Romper la pobreza generacional comienza con ayudar a un niño.

Proyectos

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

Nuestras Historias

¡Haga la diferencia y ayude a NPH Dominican Replublic hoy!